Si enseño, ¿pierdo clientes o crezco?

Recordaba que hace unos años atrás luego de dar unas charlas, se me acercaron a pedirme ayuda. Esta ayuda era para una persona mayor de edad. Ella necesitaba entender como funcionaba una herramienta que se utiliza para mercadeo, ya que el tema de la charla giraba sobre el tema de herramientas para manejar o administrar negocios. Sin ninguna objeción me puse a su disposición, pues a You Prism y a mi nos gusta ser parte del crecimiento. Se coordinó una fecha y nos reunimos.

En esa reunión ella me explica cuál es su necesidad. Al mismo tiempo me dice que hay muchos que están creciendo dentro de su industria que no conocen del todo la técnica y estos les piden que les enseñe. Además, los materiales con ella salen más económicos y van donde ella para comprarle. En otras palabras le piden que ella sea parte de su crecimiento. Su respuesta a esto fue “si les enseño a los demás pierdo mis clientes” y además aumento mi competencia.

¿Pierdo clientes o crezco?

Hay un pensamiento en muchos dueños de negocios o personas con puestos altos en empresas que dice que no se puede enseñar a los demás porque si le enseño a los demás, pierdo mis clientes o mi posición en la empresa. En otras palabras, no puedo ser parte del crecimiento de nadie. Pensamiento que para mí es totalmente erróneo. Creo que esta forma de pensar está construida con ambición, egoísmo, poco análisis y falta de fe en los demás. Tuvo mucho auge en la época de la industrialización porque en este tiempo para tener un aparente éxito tenías que especializarte en algo y si eras “único” en alguna área, pues posiblemente alcanzarías éxito. Pero el resultado es un área sin posibilidad de expansión.

En el caso de la anécdota anterior hay varios puntos para reflexionar y aprender pero uno de ellos es que ella tenía la posibilidad de que su negocio creciera usando la enseñanza como estrategia. Transformando su negocio de ser quien ejecuta a ser quien te educa.

Pondré otro ejemplo

Este es un caso hipotético para analizarlo:

Imaginemos que soy un experto cocinando y tengo mi restaurante dentro de una localidad donde hay más restaurantes a mi alrededor. Imaginemos que estos otros restaurantes se me acercan para que yo les enseñé lo que sé. Basado en mi experiencia de vida y de negocios, yo le enseñaría todo, entiéndase técnicas, porciones, etc. Quizás usted dirá: “pero ya las personas dejarán de ir a su restaurante e irán a los otros.” Pues yo pienso que se llenara más. ¿Por qué digo esto?

Analicemos,

  • Cada individuo es ÚNICO, por lo tanto lo que ellos aprendan de mí lo van a aplicar según lo que absorbieron, a sus experiencias, gustos, etc.
    • Pues, por esa parte la mayoría de los restaurantes que aprendieron de lo que se le enseñó, lo aplicarán a su manera, con su estilo, con sus vivencias, etc.
  • Además, yo estoy seguro que si tengo un restaurante en él no podría tener toda la gama de comidas que existe.
    • Así que, yo sé que atendería un nicho en particular y los demás tendrían otro tipo de nichos.
  • Aún si vendieran lo mismo que yo, ellos tendrían su tipo de clientes y yo el mío. Porque saben qué, también los que compran son ÚNICOS y sus gustos son variados. Los cuales se basan en sus experiencias, vivencias, etc.
  • Por otra parte, típicamente mientras tú enseñas a otros te perfeccionas más en lo que haces.
  • Mientras enseñas, también aprendes del otro.
  • Mientras enseñas, afectas al mundo de una manera positiva.

Dicho esto.

¿Cómo voy a tener crecimiento en mi restaurante?

Primero, yo seré mejor en lo que hago. Tendré otras técnicas porque habré aprendido cosas nuevas en el ejercicio de enseñar. Por lo general, el ser humano es agradecido y las personas que yo ayudé posiblemente me ayuden de una forma u otra en mi crecimiento. La gente querrá conocer quién ayudó a los demás. Los que fueron ayudados querrán que la gente que les consumen en su restaurante, consuman en el mío también. Ademas de otros beneficios que se dan en cadena.

Para que haya crecimiento ¿En qué quiero influenciarte?

A que seas parte del crecimiento de los demás. No tengas miedo en dejarle todo lo que sabes a los demás. Recuerda, agua estancada no mueve molino. Puedes usar el conocimiento que tienes para tu uso personal, pero no lo estarías moviendo, estaría estancado, por lo que no estarás haciendo mucho con el. A diferencia de ponerlo en movimiento compartiéndolo, te darás cuenta que los beneficios que traje en este análisis, son pocos comparado con los que vas a recibir.

Aprendí una vez que:

Si caminas solo, irás más rápido, si caminas acompañado, llegarás más lejos.

2018-09-28T16:42:48+00:00Mercadeo, You Prism Blog|
Este sitio web utiliza cookies y servicios de terceros. Acepto