Una mamografía tridimensional (tomosíntesis mamaria) es una prueba de diagnóstico por imágenes que combina múltiples radiografías de mama para crear una imagen tridimensional de la mama.

Una mamografía tridimensional se usa para detectar cáncer de mama en personas que no tienen signos ni síntomas. También se puede utilizar para investigar la causa de problemas en la mama, como una masa tumoral mamaria, dolor y secreción por el pezón.

Cuando se la utiliza como examen para la detección de cáncer de mama, la máquina de mamografía tridimensional genera imágenes tridimensionales e imágenes estándar de mamografía bidimensional. Según lo demostrado en algunos estudios, la combinación de las mamografías tridimensionales con las mamografías estándar reduce la necesidad de realizar pruebas de diagnóstico por imágenes adicionales y aumenta ligeramente el porcentaje de casos de cáncer detectados durante el examen. Sin embargo, se requieren más estudios para determinar si las mamografías tridimensionales pueden reducir el riesgo de morir producto de un cáncer de mama en mayor medida que una mamografía estándar.

La mamografía tridimensional es cada vez más común, pero no está disponible en todos los centros.

En el centro donde te realices la prueba, te darán una bata y te pedirán que te quites los collares y la ropa de la cintura para arriba. Para que sea más sencillo, usa un conjunto de dos piezas ese día.

En el procedimiento propiamente dicho, te paras frente a una máquina radiográfica equipada para realizar mamografías tridimensionales. El técnico te acomodará una de las mamas sobre una plataforma, y subirá o bajará la plataforma para hacerla coincidir con tu altura. El técnico te ayuda a colocar la cabeza, los brazos y el torso de manera que no obstruyan la vista de la mama.

Una placa plástica transparente presiona gradualmente la mama contra la plataforma. Esta placa aplica presión durante unos segundos para extender el tejido mamario. La presión no te provoca daño, aunque puedes sentir malestar o incluso dolor. Si sientes demasiado malestar, avísale al técnico.

A continuación, la máquina de mamografía tridimensional se moverá sobre ti de un lado al otro mientras recopila imágenes. Es posible que te pidan que no te muevas y que contengas la respiración durante unos segundos para minimizar el movimiento.

Luego, se deja de ejercer presión sobre la mama, y se coloca la unidad en otra posición para que tome una imagen de la mama de costado. Nuevamente, te acomodan la mama contra la plataforma y se ejerce presión con la placa plástica transparente. La cámara vuelve a tomar imágenes. Luego, se repite el proceso con la otra mama.

Artículo completo en: https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/3d-mammogram/about/pac-20438708